¿Qué son los bloqueos emocionales?

Hoy quiero hablarte de los bloqueos emocionales.

Es algo importante a tener en cuenta tanto a nivel personal como también profesional, porque, cuando estamos en el trabajo, aunque intentemos separar nuestra vida personal de lo que hacemos, siempre cargamos con nosotros mismos.

Eso quiere decir que siempre cargamos tanto con nuestras cosas buenas y nuestras capacidades como también con nuestras inseguridades y límites.

Ya nos podemos poner un traje chaqueta, una sudadera o un vestido playero, llevar quilos de maquillaje o una gafas de sol a la última moda, lo que hay debajo de nuestra piel, lo que es nuestro por vivencia y aprendizaje, se mantiene intacto.

Simplificando al máximo, podríamos decir que los bloqueos emocionales son todo aquello que nos frena el avance en lo que queremos hacer.

Pueden ser miedos e inseguridades, también formas de pensar que nos limitan o no nos dejan ver otras opciones, incluso comportamientos que somos incapaces de cambiar por más que lo intentamos.

Ya sabes, esa típica situación en la que ocurre algo y tú siempre reaccionas de esa manera que no te gusta, pero eres incapaz de hacerlo de otra forma porque el momento te supera.

Esto nos ocurre a todos.
Todos tenemos situaciones en los que parece que siempre hay alguien que sabe qué botón apretar para que reaccionemos de una forma que no nos gusta o nos desgasta.

Y ya sabes lo que viene a continuación: sientes rabia o enfado o quizás culpa o puede que te paralices o que sientas miedo.

Y te quedas atrapado allí durante un tiempo.
Hay personas que pueden salir más rápido de ese estado, otras les cuesta un poco.
Depende la persona y de los bloqueos que se activen.

¿Por qué ocurre esto?
Pues porque hubo ciertas vivencias del pasado que uno no supo gestionar y, las emociones desagradables vividas en ese momento, han quedado atrapadas en nosotros.

Luego, cuando reaparece un momento parecido a ese, las emociones atrapadas (que muchas veces se mantienen ocultan hasta que alguien aprieta el botón) saltan como si tuvieran un resorte, reclamando nuestra atención.

Hay bloqueos que quizás no nos molestan demasiado, no nos limitan nuestra vida ni nuestro avance.

Sin embargo, hay otros que nos dan un poco más por el saco. Y estos son los que nos puede llegar a obstaculizar de forma firme y dura nuestro avance.

Si por ejemplo, cuando quieres escribir algo, tu mente queda en blanco o no terminas de atreverte a hacerlo. O si cuando tienes una idea muy clara y quieres empezar a ponerla en práctica, te entran todas las dudas y siempre termina en la carpeta de “más adelante”. O cuando no te ves capaz de poner en valor lo que haces. O cuando tienes miedo de lo que van a decir y pensar los demás y no te atreves a hacer lo que realmente querrías… Son bloqueos que te mantienen paralizado.

Llevo mucho tiempo trabajando en el ámbito del crecimiento personal, este ámbito, tanto conmigo como con otras personas, y ayudo a identificar bloqueos y también cómo avanzar y buscar soluciones.

Si crees que necesitas ayuda de este tipo, puedes ponerte en contacto conmigo y te cuento un poco más como funciona mi consulta personal.

Que tengas un día bonito :)
Sandra

© Copyright Sandra Parés
Todos los derechos reservados